Bienvenida

Me llamo Diego Zamora Cornadó y soy nieto de Blas Zamora. Vivo en Barcelona y mi dirección de correo electrónico es: dzcantas@gmail.com.

Antas es el pueblo de mi padre y el mío también. No he nacido allí pero soy antuso. Está en Almería, en la costa de Levante, cerquita de Murcia. Recopilo léxico de mi pueblo y del Bajo Almanzora en general. Además escribo sobre distintas cosas que me inquietan o me gustan. Soy padre de Lucía.

lunes, 15 de octubre de 2007

Presidir estupidiza

Al menos presidir un club de fútbol. No hay presidente que pasado un tiempo en el cargo no se crezca y empiece a soltar gansadas por la boca. El listado de tipos impresentables es largo, más bien muy largo.
Joan Laporta parecía algo distinto, pero no lo era. En las últimas semanas ha tenido dos intervenciones que lo pone en la linea con el resto de presidentes de quipos de fútbol.
La primera fue en "el Larguero", el programa de deportes de la Ser, y dijo algo así como que Zapatero le había decepcionado que ahora no cree que le ofreciera el título, todo mezclado con el estatut y los problemas de las cercanías en Barcelona. Buen potaje, sí señor.

La segunda fue en Frankfurt, en la feria de editores de libros. Por algún extraño motivo alguien lo invitó a una mesa redonda. Acabó pidiendo la independencia para Cataluña y en su defecto la proclamación de la República del Barça. Lo primero es un desprecio a los barcelonistas que no necesariamente comparten las inquietudes políticas de su presidente. La segunda es una tontada ridícula, sin ninguna gracia.
En mi opinión el cargo les debe estropear el cerebro, aunque no faltan casos de presidentes que entran ya muy estropeados.

1 comentario:

Agustín dijo...

yo aún diría más, el fútbol estropea el cerebro.

Sociable

Seguidores