Bienvenida

Me llamo Diego Zamora Cornadó y soy nieto de Blas Zamora. Vivo en Barcelona y mi dirección de correo electrónico es: dzcantas@gmail.com.

Antas es el pueblo de mi padre y el mío también. No he nacido allí pero soy antuso. Está en Almería, en la costa de Levante, cerquita de Murcia. Recopilo léxico de mi pueblo y del Bajo Almanzora en general. Además escribo sobre distintas cosas que me inquietan o me gustan. Soy padre de Lucía.

martes, 23 de marzo de 2010

Aforismos energéticos

Esta semana es la 1ª Semana Europea de la Energía Sostenible . El 19 de Marzo en Antas, se hizo una Exposición y un Taller Educativo a propósito de esta celebración (o lo que sea lo de semana de…, día de....)

Vaya por delante que no he podido visitarla ni nadie me ha podido explicar el contenido, por lo que no tengo opinión sobre esta exposición en concreto. Pero en general recelo de este tipo de exposiciones porque suelen caracterizarse por ser muy bienintencionadas y muy poco rigurosas y sobre todo por no profundizar demasiado; no fuera que la complejidad de la realidad nos la hiciera incomprensible. Vamos, que tienden a la propaganda mucho más que a la información.

Con el tiempo, el contacto con algunos profesionales, algunas lecturas y algunos trabajos he ido recopilando aforismos a propósito de cuestiones energéticas que me parece que ayudan a comprender. Al menos a mí me ayudan.

  • El cambio climático ya no es discutible.
  • España contribuye en menos del 1% de los gases de efecto invernadero
  • El escenario más plausible es de precios sensiblemente más alto para todas las energías.
  • Las energías renovables encarecen nuestra factura de la luz.
  • Las energías renovables no son antagónicas con la energía nuclear, más bien son complementarias.
  • Lo difícil no es garantizar la energía, lo complicado es garantizar la potencia.
  • La mejora en la eficiencia energética será clave (los futuros Megawatios son los actuales Negawatios).
  • La energía solar y la energía eólica no ofrecen garantía de potencia, aunque subministran energía.
  • La solución al cambio climático es 60% eficiencia energética, 20% energías renovables, 10% nuclear y 10% captura CO2.
  • La energía nuclear tendrá un papel fundamental.
  • La ocupación del territorio propia de la energía solar y de la energía eólica hay que contemplarlas como un impacto.
  • Se acerca el fin del petróleo barato y abundante, porque se acerca la producción no podrá satisfacer la demanda.
  • Habrá que dejar de generar energía eléctrica con combustibles sólidos que habrá que reservar para el transporte en vehículos privados.
  • La energía nuclear es la única capaz de garantizar la caída de producción generada con combustibles sólidos.
  • Acercar la producción al consumo, especialmente con cogeneraciones, será una de las vías de mejorar la eficiencia.
No pretende ser un alegato de la energía nuclear, aunque lo parezca, pero en una sociedad en la que no estamos dispuestos a recortar confort habrá que escoger entre el hipotético (y discutible) riesgo de la energía nuclear o las consecuencias del cambio climático.

martes, 16 de marzo de 2010

La vieja de hoy y de ayer


La primera es una foto que me pasó Ángela Soler hace ya un tiempo. Es la celebración de la vieja en los años 80. La segunda la colgó Tomás Cano y es la vieja de este año.

La vieja me gusta. Es una fiesta esencialmente pagana, que parte la severidad de la cuaresma en dos. Al menos así la veo yo. En las cultura latinas tenemos tendencia a buscar válvulas de escape a los excesos de transcendencia, y así partimos la cuaresma o montamos unos carnavales. Cualquier fiesta tiene una visión netamente religiosa y otra netamente festiva o pagana. Vale para la Semana Santa, San Juan o Navidades. Y eso le da cabida a cualquiera.

Por eso me parece tan ridículo que el lugar de "Feliz Navidad" haya quien diga "Feliz Solsticio de Invierno" (que ya empieza a oírse) o que haya quien pretenda que en las escuelas públicas no se monte un belén en el tiempo de adviento. Como si estas cuestiones no fueran también, quizá sobretodo, celebraciones populares y tradicionales.

Tema aparte son los crucifijos, que tienen una carga simbólica muchísimo mayor y que me parece que, sin estridencias ni , estaría bien que se fueran retirando de las escuelas públicas.

lunes, 8 de marzo de 2010

No hay que estar preprarado para una nevada.

La nevada de hoy ha colapsado Cataluña a pesar de que la previsión era conocida y nadie puede decir lo contrario. Y me pregunto: ¿Cuánta gente a sabiendas de la previsión decidió salir de casa al grito de "Dios proveerá"? Me temo que muchísimos. Y ahora se quejan de que este país no está preparado para una nevada como ésta. Como si no lo supieran, como si tuviera que estarlo y como si no hubieran sido ellos los que salieron de su casa.

Las radios han ido dando voz a un montón de afectados y ninguno ha dicho "esta mañana me he equivocado". Ni un atisbo de autocrítica en ningún caso. Y todos, desde la soledad de su vehículo, se han visto con ánimo de criticar la gestión de la tormenta (que seguro que es criticable) pero nadie ha sido capaz de reconocer que se ha arriesgado de más a la vista de las previsiones que había y que eran conocidas.

Hace diecisiete años que no caía una nevada de este estilo. ¿Se puede estar preparado para una nevada así? Se puede, Alemania u Holanda lo están. ¿Se debe? No, sin duda. Es demasiado caro para lo infrecuente que es. Este país debe estar preparado para los temporales de levante o para los episodios de sequía severa, pero tener toda la infraestructura y equipos humanos que requiere un temporal de nieve como éste no tendría sentido, al menos en el arco mediterráneo.

La falta de autocrítica, y en definitiva de responsabilidad, y ese encomendarse a Papá Estado para que lo resuelva todo es uno de los signos de este tiempo. Y a mí me parece una insensatez, por irreal, por inalcanzable y por impagable. No me opongo a que me suban los impuestos pero a cambio pido que se gestionen con responsabilidad. Y eso implica decidir en qué se gastan y, sobre todo, en qué no se gastan.

Explicar estas cuestiones sosegadamente y sin propaganda, debería ser un ejercicio habitual de nuestros gobernantes. También de nuestra prensa, que tanto presume de servicio público y que es tan dada al testimonio urgente, fácil y sesgado, y tan poco al análisis profundo y complejo.

martes, 2 de marzo de 2010

Cerradas la cuentas... ¡De 2008!

El titular no es un error: es 2008. En el pleno del pasado 25 de febrero se aprobaron estos dos puntos:

3.- APROBACIÓN, SI PROCEDE, CUENTA GENERAL DEL PRESUPUESTO, EJERCICIO 2008.

4.- APROBACIÓN, SI PROCEDE, CUENTA GENERAL DE RECAUDACIÓN, EJERCICIO 2008.

Lo que viene a ser el cierre de las cuentas de 2008. Sólo se me ocurren tres motivos para que se cierre aprueben las cuentas con tantísimo retraso: desidia, incompetencia o falta de transparencia. Y la verdad es no sé qué prefiero.

Hay dos tópicos en la política española que se repiten constantemente: la izquierda presume de ser "social" y la derecha de "gestionar". Y Antas no ha sido una excepción. Y si durante años escuchamos al PSOE decir cosas como "nosotros nos ocupamos del pueblo" y demás zarandajas, en los últimos años hemos escuchado "nosotros sí sabemos gestionar o negociar". Pues bien, no conozco ninguna empresa seria, y he conocido algunas, que se permita semejante desorden presupuestario.

Y me queda una duda. ¿En qué presupuesto van a absorber las deudas o los remanentes que queden de la liquidación de cuentas? La ley dice que en 2009, pero siendo que está acabado no me imagino cómo van a hacerlo.

La gestión responsable (la buena gestión) empieza, en una empresa como en una administración, por el rigor presupuestario, lo que pasa por ser prudente en la previsión de ingresos, contenido en los gastos y aprobar los presupuestos y los cierres de cuentas en plazo.

Sociable

Seguidores