Bienvenida

Me llamo Diego Zamora Cornadó y soy nieto de Blas Zamora. Vivo en Barcelona y mi dirección de correo electrónico es: dzcantas@gmail.com.

Antas es el pueblo de mi padre y el mío también. No he nacido allí pero soy antuso. Está en Almería, en la costa de Levante, cerquita de Murcia. Recopilo léxico de mi pueblo y del Bajo Almanzora en general. Además escribo sobre distintas cosas que me inquietan o me gustan. Soy padre de Lucía.

martes, 12 de febrero de 2008

Patrimonializar la buena fe

Ya hace años, para no perder la fe en la política, decidí que en adelante escogería mi voto por lo menos seis meses antes de cada elección. Resulta higiénico: me ahorro la campaña electoral y la degradación de los políticos que cada campaña lleva asociada.

Aquello que más destesto de las campañas electorales es lo que tienen de maniqueas: nosotros queremos esto por convicción, ellos quieren eso por interés. Cada partido intenta patrimonializar la buena fe.

En esta campaña se han dado dos casos muy impresentables. El PSOE ha puesto a caer de un burro a la Iglesia por opinar. Como si no tuviera derecho a hacerlo. Y el PP ha dicho que los artistas que apoyan al PSOE son paniaguados.

Ambos casos son impresentables, pero a mí me duele más que se metan con Serrat que con la iglesia. Serrat ha compuesto algunas de las canciones que más me han emocionado y yo ni siquiera he hecho la primera comunión. Menos todavía he bautizado a mi hija. Y además las monjas me dan miedo.

3 comentarios:

Guillermo Mirón dijo...

Coincido plenamente en el caso de los artistas. Con el tema de la Iglesia no ando tan de acuerdo.

Es evidente que como CIUDADANOS pueden opinar lo que les plazca, pero no así como la institución que representan. Cuando tu representas a toda una comunidad cristiana (formada por gente de derechas, de izquierdas, de centro, inmigrantes, etc), no puedes guiarte por criterios subjetivos a la hora de apoyar de forma clara a un partido político. O al menos no es moralmente ético. El diálogo con ETA no debería nunca haber sido uno de sus enemigos a combartir (casualmente sólo cuando dialoga el PSOE), la turtura por ejemplo, si.

Un saludo Diego.

Diego Zamora dijo...

Yo creo que la Iglesia puede decir lo que les de la gana. Si no tienen razón se les replica y andando. Otra cosa distinta es que a mí no me gustaría pertenecer a una organización que dice lo que dice la iglesia. Pero ese será un problema para los católicos, caso que, obviamente, no es el mío.

Anónimo dijo...

No comparto que el PSOE se haya excedido en criticar a la Iglesia, es que ésta ha mentido; el Purpurado valenciano, en la manifestación de la familia cristiana, se quedó tan agustico en su comunicado, que este gobierno, estaba acabando con la democracia y los derechos humanos.
¿ Tenemos que acatarlo y callar ?
Saludos.
María

Sociable

Seguidores