Bienvenida

Me llamo Diego Zamora Cornadó y soy nieto de Blas Zamora. Vivo en Barcelona y mi dirección de correo electrónico es: dzcantas@gmail.com.

Antas es el pueblo de mi padre y el mío también. No he nacido allí pero soy antuso. Está en Almería, en la costa de Levante, cerquita de Murcia. Recopilo léxico de mi pueblo y del Bajo Almanzora en general. Además escribo sobre distintas cosas que me inquietan o me gustan. Soy padre de Lucía.

domingo, 23 de diciembre de 2007

Aquelarre friqui

Si hay que escoger el día más friqui del año, en mi opinión no hay discusión. El día del sorteo de Navidad, en nuestro país, es el más friqui sin mucha discusión.

El mismo sorteo es muy friqui; esos niños vestidos rancios, el soniquete, una mesa presidencial que va rotando (con componentes sacados de la posguerra), una cola de personas comprobando que su número está en el bombo...

Antes del sorteo todo el mundo se permite actitudes que no tiene en su vida normal; gastarse una fortuna en el juego, pedir a cualquiera que le traiga lotería de cualquier sitio de España, pronosticar en qué va a acabar el número...

De todas maneras la explosión de friquismo viene con los premios; gritos en las puertas de las administraciones, un calvo al que le tiran cava en la calva, lloros descontrolados en público... En definitiva, gente poniéndose en ridículo sin ningún pudor

Mi contribución friqui a la jornada es negarme a comprar lotería. Incluso la del trabajo. Si toca se van a reír de mí, pero cada año que no toca puedo presumir de lo que no me he gastado.

Los friquis más adorables son los que van a la sala en la que se hace el sorteo. A continuación un muestra:





1 comentario:

Guillermo Mirón dijo...

Bueno y ahora llega la pregunta insalvable: ¿Le tocó a tus compañeros de trabajo? jeje.


Un saludo.

Sociable

Seguidores