Bienvenida

Me llamo Diego Zamora Cornadó y soy nieto de Blas Zamora. Vivo en Barcelona y mi dirección de correo electrónico es: dzcantas@gmail.com.

Antas es el pueblo de mi padre y el mío también. No he nacido allí pero soy antuso. Está en Almería, en la costa de Levante, cerquita de Murcia. Recopilo léxico de mi pueblo y del Bajo Almanzora en general. Además escribo sobre distintas cosas que me inquietan o me gustan. Soy padre de Lucía.

lunes, 19 de noviembre de 2007

Carmen Amaya

Tal día como hoy de 1963 moría en Bagur, Gerona, Carmen Amaya. Fue una bailarina extraordinaria, gitana catalana, nacida en Barcelona en 1913.

Triunfó en el mundo entero, fue portada de la revista Life, Roosevelt la invitó a una fiesta en la Casa Blanca y le regaló una chaqueta bolera con incrustaciones de brillantes, llenó teatros en México, Buenos Aires, Nueva York, París, Hollywood... Incluso con motivo de su muerte le fue dedicada en Buenos Aires una calle.

Hizo un montón de películas pero la que más nos ha llegado fue la última: Los Tarantos de Alfredo Mañas. Es una versión de "Romeo y Julieta" de Shakespeare, en la que Verona es el barrio de Somorrostro de la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, y los Montesco y Capuleto son los Tarantos y los Zorongos. Ella no llegó a verla montada.

Cuentan de ella una anécdota deliciosa, aunque probablemente sea mentira. Parece ser que se alojaba en el Waldorf Astoria, con toda su compañía. Y se cuenta que se pusieron a cocinar pescaíto frito en sus lujosas habitaciones.

Fue, en definitiva, una figura. Y en Cataluña, que se da una distinción casi a cualquiera, no hemos sido capaces de darle el reconocimiento que merece, más allá de una estatua perdida por la montaña de Montjuich.

Carmen Amaya bailando en la película "Los Tarantos"


No hay comentarios:

Sociable

Seguidores