Bienvenida

Me llamo Diego Zamora Cornadó y soy nieto de Blas Zamora. Vivo en Barcelona y mi dirección de correo electrónico es: dzcantas@gmail.com.

Antas es el pueblo de mi padre y el mío también. No he nacido allí pero soy antuso. Está en Almería, en la costa de Levante, cerquita de Murcia. Recopilo léxico de mi pueblo y del Bajo Almanzora en general. Además escribo sobre distintas cosas que me inquietan o me gustan. Soy padre de Lucía.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Balaustras y otras hierbas

El Bajo Almanzora fue durante el siglo XX un territorio en el que para ganarse la vida hubo que arrancar a la tierra con esfuerzo lo que esta diera. La mayoría de la población vivía sin ningún tipo de lujo, incluso con dificultades, en la posguerra hubo miseria y en general durante todo el siglo se vivió con austeridad.


Esta austeridad, inevitablemente, condicionó la arquitectura que se desarrolló en la comarca. Dio lugar a cortijos muy sencillos de lineas, con soluciones arquitectónicas y técnicas muy ingeniosas y construidos con los materiales que daba la tierra (piedra, adobe, moteros de cal, cañizos y tierra roya). El resultado acostumbraba a ser de una belleza innegable.

El gran desarrollo económico de la comarca pudo haber contribuido a mejorar la arquitectura existente, partiendo de ella. No ha sido así y antes al contrario este desarrollo ha traído a la comarca una arquitectura de bajísima calidad hecha con materiales buenos; una arquitectura ostentosa y fea. Y así se ha poblado la comarca de balaustradas, columnatas, capiteles, ventanas en ojo de buey...

He buscado por imágenes de cortijos antiguos innegablemente bonitos. En mi opinión muy pocos cortijos nuevos en la comarca, casi ninguno que yo haya visto, resisten la comparación.


No hay comentarios:

Sociable

Seguidores